Implantes

El implante dental es una estructura de titanio, con forma de tornillo, que se introduce en el hueso maxilar para sustituir la raíz del diente ausente y así poder devolver la función estética y masticatoria perdida.

Es un procedimiento relativamente sencillo pero que requiere de una adecuada planificación, ya que además de valorar la cantidad y calidad de hueso de la zona receptora, en ocasiones debe ser acompañado de tratamientos periodontales, oclusales y /o rehabilitadores.

Un vez colocado el implante debe pasar un periodo de osteointegración, antes de la colocación de la prótesis definitiva.