Medicina oral

La medicina oral se encarga del estudio de las enfermedades orales, examinando sus causas, signos y síntomas. Su objetivo es tratamiento de lesiones agudas o crónicas, sintomáticas o asintomáticas que puedan aparecer en mucosa oral, glándulas salivares, lengua, labios, encías y huesos maxilares. Muchas de estas lesiones pueden estar circunscritas sólo al área oral pero en otras ocasiones son manifestación de una enfermedad sistémica.

Hay que tener en cuenta que no sólo el dolor es motivo de consulta. Cualquier lesión que permanece varias semanas o que experimenta un cambio de coloración, aspecto y /o tamaño, es una señal de aviso que no debe pasar desapercibida. La autoevaluación de la cavidad bucal se debe convertir en una práctica rutinaria para el diagnóstico precoz de enfermedades.

La consulta a un profesional cualificado es la mejor decisión para preservar la salud de nuestra boca y el bienestar general de nuestro organismo.